IGF-1


EL IGF-1 y el culturismo                      



Las personas que se lanzan a la búsqueda de  
una poderosa musculatura no se detienen ante  ningún obstáculo. 
Los primeros en saltarse los límites fueron los levantadores de pesas rusos y norteamericanos que, en los años cincuenta, comenzaron a inyectarse esteroides. 
Más tarde, hacia la década de los ochenta, algunos atletas poco escrupulosos pasaron a usar sustancias naturales, como la hormona del crecimiento. 
Ahora, en los gimnasios corren rumores sobre un nuevo elixir que confiere una
fuerza muscular tremenda. Se llama «factor de crecimiento 1» o IGF-1, con propiedades semejantes a las de la insulina.

Los aficionados al culturismo y a la halterofilia harían cualquier
cosa por hacerse con el compuesto. Aunque hay que tener cuidado porque una dosis elevada puede desencadenar, al igual que la insulina, una repentina bajada de azúcar, además de parálisis facial, edema cerebral, incluso cáncer.





IGF-1
El factor de crecimiento insulínico tipo 1, también conocido como somatomedina C, o IGF-1  es una proteína que en humanos es codificada por el gen IGF1.1.  Se le ha referido a el IGF-1 como "factor de sulfatación" y sus efectos fueron denominados "actividad insulínica no suprimible" en los años 1970.

El IGF-1 es una hormona similar en estructura molecular a la insulina. Juega un papel importante en el crecimiento infantil (los mayores niveles se producen en la pubertad, los menores en la infancia y la vejez), y en el adulto continúa teniendo efectos anabolizantes.

El IGF-1 consiste de 70 aminoácidos en una sola cadena con tres puentes disulfuro intramoleculares; su peso molecular es de 7649 daltons.
El IGF-1 es una proteína liberada por muchos tejidos y afecta prácticamente a casi todas las células del cuerpo. Los principales órganos sintetizadores del IGF-1 es el hígado, aunque también se produce a nivel local en la placenta, el corazón, el pulmón, el riñón, el páncreas, el bazo, el intestino delgado, los testículos, los ovarios, el intestino grueso, el cerebro, la médula ósea y la hipófisis. La producción es estimulada por la hormona del crecimiento (GH) y puede ser retardada por la desnutrición, la falta de sensibilidad a la hormona del crecimiento, la falta de receptores de hormona del crecimiento, o fallas en la ruta de señalización post-receptores (segundo mensajero) de GH incluyendo la SHP2 y STAT5B. Aproximadamente el 98% del IGF-1 siempre está unido a una de 6 proteínas fijadoras (IGF-BP). ElIGFBP3, la proteína más abundante, representa el 80% de todas las uniones del IGF. El IGF-1 se une al IGFBP-3 en una proporción molar 1:1. Esta proteína forma un complejo ternario de 140.000 daltons con el IGF-1 y con una subunidad ácida-lábil.




Síntesis y circulación

En experimentos con ratas, la cantidad de IGF-1 mRNA en el hígado fue positivamente asociada con la caseína dietética y negativamente asociada con una dieta libre de proteínas.

Recientemente, fue desarrollado un sistema eficiente de expresión de plantas para producir IGF-I humana biológicamente activa recombinante (rhIGF-I) en granos de arroz transgénicos.

Los seres humanos producen aproximadamente 30mg de IGF-1 al día hasta los 30 años de edad y desde este momento la producción decrece con la edad.
[editar]Mecanismo de acción

Su acción principal es mediada por la unión a su receptor específico, el receptor de factor de crecimiento insulínico tipo 1, abreviado como IGF1R, presente en muchos tipos de tejidos. En la unión al IGF1R, un receptor tirosina quinasa, inicia la señalización intracelular; el IGF-1 es uno de los activadores naturales más potentes de la transducción de señal PKB, un estimulador del crecimiento y proliferación celular, y un potente inhibidor de la muerte celular programada.

El IGF-1 es un mediador principal de los efectos de la hormona del crecimiento (GH). La hormona del crecimiento es producida en la adenohipófisis y liberada al torrente sanguíneo, y luego estimula elhígado a producir IGF-1. El IGF-1 luego estimula el crecimiento del cuerpo de forma sistémica, y tiene efectos promotores del crecimiento en casi todas las células del cuerpo, especialmente el músculoesquelético, cartílago, hueso, hígado, nervios, piel, células hematopoyéticas, y pulmon. Además de los efectos similares a la insulina, el IGF-1 también puede regular el desarrollo y crecimiento celular, especialmente en las células nerviosas, como también la síntesis de ADN celular.

Por lo tanto, la deficiencia de ya sea de hormona del crecimiento o IGF-1 resultaría en una estatura disminuida. Los niños deficientes de GH son dados GH recombinante para incrementar su tamaño. Los humanos deficientes de IGF-1, quienes están clasificados de padecer del síndrome de Laron, o enanismo de Laron, son tratados con IGF-1 recombinante. En el ganado bovino, el IGF-1 circulante está relacionado con el desempeño reproductivo.


Receptores

El IGF-1 se une a al menos a dos receptores de la membrana celular: el receptor de IGF-1 (IGF1R), y el receptor de insulina. El IGF-1 tiene una alta afinidad por el receptor de IGF-1, y una baja afinidad por el receptor de insulina. Estos receptores sontirosina quinasa (significando que señalizan causando la adición de una molécula de fosfato en ciertas tirosinas). El IGF-1 activa el receptor insulínico aproximadamente a una potencia 0.1 x veces que la insulina.

El IGF-1 es producido durante toda la vida. Los mayores niveles se producen durante el crecimiento puberal, los menores en la infancia y la vejez.

Otras IGF-BPs (proteínas fijadoras/transportadoras) son inhibitorias. Por ejemplo, ambas IGFBP-2 y IGFBP-5 se unen a el IGF-1 a una afinidad mayor que la afinidad que el IGF-1 se une con su receptor. Por lo tanto, si se incrementa los niveles séricos de estas dos IGF-BPs resultaría en una disminución en la actividad del IGF-1.


Contribución al envejecimiento

Es ampliamente aceptado que la señalización a través de la ruta de receptores de insulina/IGF-1 es un contribuyente significativo en el proceso de envejecimiento biológico en muchos organismos. Esta línea de investigación adquirió importancia con el trabajo de Cynthia Kenyon, quien mostró que las mutaciones en el gen daf-2 podría duplicar la vida de una lombriz C. elegans.

El gen daf-2 codifica los receptores de insulina/IGF-1 de la lombriz.

La señalización insulina/IGF-1 es conservada desde las lombrices a los humanos. Según estudios posteriores al trabajo de Kenyon, las mutaciones que reducen la señalización insulina/IGF-1 han demostrado desacelerar el proceso degenerativo del envejecimiento y extender la vida de una amplia gama de organismos, incluyendo drosophila melanogaster, ratones y posiblemente humanos.

La reducción de la señalización IGF-1 también es pensada de contribuir a los efectos "anti-envejecimiento" de la restricción calórica.
[editar]Factores que influyen los niveles en circulación


Los factores que son conocidos por causar variaciones en los niveles de hormona del crecimiento (GH) y IGF-1 en circulación incluyen: genética, la hora del día, la edad, sexo, ejercicio, niveles de estrés, niveles de nutrición e índice de masa corporal (IMC), estado de salud, raza, estado de estrógenos, e ingesta de xenobióticos. La inclusión de ingesta de xenobióticos como factor que influye el estado de GH-IGF circulante resalta el hecho que el eje GH-IGF es un potencial objetivo de ciertos químicos perturbadores endocrinos - véase interruptor endocrino.


Enfermedades de deficiencia y resistencia

Se han descrito enfermedades raras por fallos en la producción o respuesta al IGF-I, que resultan en una alteración específica del crecimiento. Uno de estos trastornos, el síndrome de Laron, no responde en absoluto al tratamiento con hormona del crecimiento debido a una falta de receptores de GH. La FDA ha agrupado estas enfermedades en un trastorno llamado deficiencia primaria de IGF (IGFD) severa. Los pacientes afectados presentan niveles normales a elevados de GH, una altura por debajo de -3 desviaciones estándar (DS), y niveles de IGF por debajo de -3 DS. La deficiencia primaria de IGF severa incluye pacientes con mutaciones en el receptor de GH, mutaciones post-receptor o mutaciones de IGF. Como resultado, los pacientes no responden al tratamiento con GH.

La ruta de señalización del IGF parece jugar un papel importante en el cáncer. Varios estudios han demostrado que niveles altos de IGF aumentan el riesgo de cáncer. Estudios hechos en células de cáncer de pulmón muestran que los medicamentos que inhiben esta señalización podrían ser en el futuro una potente arma terapéutica contra el cáncer.


Utilidades clínicas
Como prueba diagnóstica



La interpretación de los niveles de IGF-I es complicada, dada la amplitud del rango de normalidad, y sus variaciones por edad, sexo y estado puberal. Clínicamente, alteraciones significativas pueden estar enmascaradas por dicha amplitud de rango. Suele resultar más útil la determinación secuencial de los niveles, especialmente en determinadas patologías hipofisarias, desnutrición y problemas del crecimiento.Los niveles de IGF-I se pueden medir en sangre, con un rango de normalidad de 10 a 1000 ng/ml. Como los niveles no fluctúan mucho a lo largo del día para cada persona, se utilizan en pruebas de screening para detectar la deficiencia y el exceso de GH.


Modo de empleo en culturismo.

Entre 50 y 100 mcg repartido en 2 tomas, 1 en ayunas y otra a media tarde
y la misma duración que el ciclo anabolizante que se esté usando es decir,
entre 8 y 12 semanas.
Debido a su larga vida media, el IGF-1 LR3 se puede tomar a cualquier hora del día, sin embargo, la mayoría de los usuarios elijan inyectar antes o después del entrenamiento con pesas. También es aconsejable inyectar tan temprano en el día como sea posible, como IGF-1 LR3 puede interferir con la liberación natural del cuerpo de HGH (hormona de crecimiento humano) - que se produce predominantemente durante el sueño.


Cómo tomar 

Por inyección subcutánea en la grasa (estómago, los muslos o las nalgas) o intramuscular (bíceps o los hombros) con una jeringa de insulina. Otros péptidos se pueden mezclar en la misma jeringa y se inyecta al mismo tiempo.

Posibles beneficios

Aumento de la masa muscular, pérdida de grasa, mejor tono de piel, aumento de la fuerza, mejor sueño y la recuperación, reparación de lesiones, aumento de la vascularidad y la plenitud muscular.

Posibles efectos secundarios 
Letargo después de la inyección (debido al efecto de la reducción de IGF-1 sobre de azúcar en sangre), sensación de hormigueo en manos y pies.

Culturismototal: Eduardo Domínguez
Artículos relacionados:



1 comentario:

  1. hola, sigo tu blob, y estuve leyendo y buscando varios ariculos sobre la Igf, pero no pude resolver mi duda. Queria preguntarte a cerca del us comibnado de Igf lr3 con insulina igual de la Gh y insulina. Se puden combinar? gracias de antemano si no te causa molestias contentarme. Un saludo

    ResponderEliminar

CONSULTAS