Regulación y secreción hormonal

Regulación y secreción hormonal   

La mayoría de hormonas son liberadas en descargas cortas 
con poca o ninguna secreción 
entre las descargas. 

Cuando es estimulada, una 
glándula endocrina liberará su hormona en descargas más frecuentes y así el nivel en 
sangre de esta hormona 
aumentará. 

En ausencia de estimulación, 
las descargas son mínimas o 
están inhibidas y el nivel de hormona en sangre disminuye. La magnitud de la secreción de cada hormona está regulada con mucha precisión de modo que se evita el exceso o el defecto de su producción. 

Por eso cuando se mete en el cuerpo un tipo de hormona exógena, nuestro cuerpo paraliza la producción natural ya que detecta que hay demasiada hormona. Esto da como consecuencia en el caso de los anabolizantes y otras hormonas que al salir del ciclo halla un vacío que debemos corregir pronto para minimizar los efectos secundarios.

La secreción hormonal por las glándulas endocrinas es estimulada o inhibida por:


• Señales del sistema nervioso

• Cambios químicos en la sangre

• Otras hormonas.

Por ejemplo, los impulsos nerviosos a la médula adrenal regulan la liberación de adrenalina, los niveles de calcio en sangre regulan la secreción de hormona paratiroidea y la corticotropina (una hormona de la hipófisis anterior) estimula la liberación de cortisol por la corteza suprarrenal.

En la mayor parte de los casos, la regulación de la secreción hormonal se ejerce por un mecanismo de retroalimentación negativa (feedback negativo). Si la hormona A aumenta la concentración en plasma del sustrato B, el aumento del sustrato B inhibirá la secreción de la hormona A y la disminución del sustrato B estimulará la secreción de la hormona A. Es decir que en el mecanismo de retroalimentación negativa, la respuesta producida por la hormona en el órgano diana, tiene un efecto inhibidor sobre el estímulo inicial. Esta relación puede existir entre una hormona y uno o más sustratos, niveles de minerales en plasma, otras hormonas u otros factores como el volumen extracelular.

Ocasionalmente un mecanismo de retroalimentación positiva (feedback positivo) contribuye a la regulación de la secreción hormonal. Algunos patrones de regulación de secreción hormonal siguen los ciclos ambientales como la luz/oscuridad o el sueño/vigilia. Los ritmos de 24 horas se conocen como ritmos circadianos. La secreción de diversas hormonas como la corticotropina (ACTH), el cortisol, la hormona del crecimiento y la prolactina siguen ritmos circadianos. El conocer estos patrones de secreción es importante para interpretar los resultados de los análisis realizados en muestras de sangre obtenidas en diversos momentos del día.

Conclusión

Si eres deportista y usas algún tipo de hormona ya sabes que al terminar la terapia debes restablecer dichas hormonas de forma natural, por ejemplo con HCG y tamoxifeno y/o Clomifeno si ha sido una terapia de anabolizantes esteroides, con arginina mas lisina si ha sido de hormona del crecimiento, tomando un suplemento alto en yodo si ha sido tiroidea, a la vez de ir bajando las dosis paulativamente.
Culturismototal: Eduardo Domínguez


Artículos relacionados:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

CONSULTAS