DHT Dihidrotestosterona

La DHT  Dihidrotestosterona         

Dihidrotestosterona (DHT) de nombre 
completo: 5α-Dihydrotestosterona, 
es un andrógeno, metabolito biológico 
activo de la hormona testosterona, 
sintetizada principalmente en la 
próstata, testículos, folículos pilosos 
y cápsulas suprarrenales por la enzima 
5α-reductasa.

En los hombres, aproximadamente el 

5% de la testosterona es convertida a 
DHT (dihidrotestosterona). 

La DHT tiene una afinidad para el 
receptor androgénico tres veces más 
alta que la testosterona y 15-30 veces 
más alta que los andrógenos suprarrenales.

Durante la embriogénesis, la DHT tiene un rol esencial en la formación de los genitales externos masculinos, y en el adulto actúa como el andrógeno principal en la próstata y folículos pilosos.

A diferencia de otros andrógenos como la testosterona, la DHT no puede ser transformada a estradiol por la enzima aromatasa. Este hecho es usado frecuentemente en contextos de investigación para distinguir entre los efectos de la testosterona unida a un receptor de andrógenos y a los causados por la testosterona transformada a estradiol y posteriormente unida a los receptores de estrógeno.

En el hombre, la DHT es el factor principal de la aparición de la alopecia androgénica. Sin embargo, la alopecia femenina es más compleja, y la DHT es sólo una de las varias causas posibles. Los niveles elevados de DHT en la mujer pueden provocar el desarrollo de caracteres sexuales masculinos andrógenicos en ellas, incluyendo un agravamiento de la voz o la presencia de vello facial. 


La DHT juega un papel en el desarrollo y exacerbación de la hiperplasia benigna de próstata, como también el cáncer prostático mediante la ampliación de ésta glándula. Sin embargo, existe evidencia que la DHT tiene, paradójicamente, efectos casi nulos sobre el crecimiento de la próstata. Este descubrimiento ha abierto el debate sobre el uso de la DHT en vez de la testosterona en terapias de reemplazo de andrógenos. El crecimiento prostático y la diferenciación son altamente dependientes de las hormonas sexuales, particularmente la DHT. La DHT también es conocida por su participación en el desarrollo de algunos casos de acné.


La DHT y la alopecia

En los hombres, la testosterona tiene un papel muy importante en el desarrollo de los tejidos reproductivos masculinos como son los testículos y la próstata, como también la promoción de los caracteres sexuales secundarios tales como el incremento de la masa muscular y ósea y el crecimiento del pelo corporal. Además, la testosterona es esencial para la salud y el bienestar como también para la prevención de la osteoporosis.

En una media, la concentración de testosterona en el plasma sanguíneo en un adulto humano masculino es diez veces mayor que la concentración en el plasma de adultos humanos de sexo femenino, pero como el consumo metabólico de la testosterona en los hombres es mayor, la producción diaria es de aproximadamente 20 veces mayor en los hombres. Por otro lado, las mujeres son más sensibles a la hormona.

La testosterona debe estar en niveles óptimos, el problema surge cuando la testosterona se convierte en Dihidrotestosterona (DHT). La DHT es una hormona derivada de la testosterona que está presente en el cuerpo igual que cualquier otra hormona, sólo que por desgracia la DHT hace más daño que bien.

Según los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, en una investigación reciente, los fármacos del tipo inhibidores de la 5a reductasa (5a-RIs), entre los que se encuentran el finasteride (de nombre comercial Propecia y Proscar) y la dutasterida, podrían causar pérdida de libido, disfunción eréctil, disfunción eyaculatoria y potencial depresión en algunos hombres.


Algunos anabolizantes esteroides de uso común son derivados de la DHT, como son:

  • Masterón - Dromostanolona
  • Primobolán - Metenolona
  • Winstrol - Stanozolol
  • Provirón - Mesterolona
  • Anavar - Oxandrolona
  • Anadrol - Oximetolona


¿Cómo se produce la DHT?

En la alopecia androgénica o androgenética, en el sexo masculino, los culpables son la enzima 5-alfa-reductasa y la hormona testosterona que se producen en la próstata y en el cuero cabelludo y es la del cuero cabelludo, la culpable de la calvicie.

La enzima 5-alfa-reductasa convierte a la testosterona en dihidrotestosterona (DHT) que es la que se encarga de atrofiar los folículos pilosos, haciendo que las membranas del cuero cabelludo se vuelvan rígidas. Es por esta razón que la estructura folicular se satura y recibe menos irrigación sanguínea y los nuevos cabellos nacen más débiles y cada vez más finos de lo normal y con un aspecto poco sano, es por ello que los folículos acaban atrofiados y el cabello que cae no será reemplazado nunca más. Lo que dará lugar a la calvicie.


Estudios sobre la DHT

Se ha tratado en varios estudios el tema de la incidencia de alopecia y los niveles de DHT en personas con alopecia androgenética y estos son unos niveles normales, por lo que la ciencia ha determinado, que no son los niveles elevados de DHT los que causan la alopecia, sino una sensibilidad particular de los folículos frente a la DHT.

Contra lo que se cree popularmente, la única relación entre la testosterona y la calvicie no es la testosterona misma ni sus altos niveles, sino la incidencia de la testosterona en la producción de DHT, por ello no es la testosterona la culpable de la pérdida de cabello, sino la DHT que se produce a partir de la testosterona y la enzima 5-alfa-reductasa convertida en dihidrotestosterona (DHT), única responsable directa de la alopecia y la calvicie.

Culturismototal: Eduardo Domínguez


Artículos relacionados:


3 comentarios:

  1. Buenas!! Entonces entiendo q el meter derivados de dht como winstrol provocaria mas alopecia a quien ya tenga tendencia??

    ResponderEliminar
  2. y si se toma finasteride para la perdida de cabello pierde masa muscular ? o tiene menos ganancia?

    ResponderEliminar

CONSULTAS