Dieta Perricone

La dieta Perricone

                   
El Doctor Perricone, dermatólogo 
y experto en nutrición, promete 
que siguiendo su dieta experimentaremos un cambio 
muy visible en muy pocos días. 

Al mismo tiempo también observaremos cambios en nuestro estado de ánimo y en nuestro nivel de energía.

La dieta Perricone nos ofrece una alimentación saludable que nos ayudará a adelgazar manteniendo una buena salud y una apariencia joven.
Aconseja disminuir el consumo de azúcar y usar, si se desea, sustitutos naturales como la Stevia. También aconseja disminuir el consumo de harinas o féculas blancas porque carecen de valor nutritivo, son ricas en calorías y desestabilizan los niveles de azúcar en la sangre causando hambre, falta de energía y hasta ratos de mal humor. Otro ingrediente que no aconseja son las grasas hidrogenadas como las de la margarina, manteca y aceites hidrogenados.

Los 10 alimentos indispensables

En la Dieta Perricone, según explican desde el gabinete del Dr. Nicholas Perricone, no pueden faltar estos 10 alimentos, que son aconsejables debido a sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antiarrugas y antiflacidez :

1. Salmón salvaje. 

El salmón tiene un alto contenido en DMAE, astaxantina y ácidos grasos esenciales (más del 5% de su contenido son grasas ‘buenas’). Su alta proporción de Omega-3 aumenta en los no criados en piscifactorías.

2. Aceite de oliva virgen extra. 

Compuesto casi en un 75% por ácido oleico (una grasa monoinsaturada encargada de hacer que disminuya la oxidación del LDL, o ‘colesterol malo’, que puede provocar un deterioro de las células), contiene altos niveles de polifenoles como el hidroxitirosol (un protector antioxidante que solo se encuentra en altas concentraciones en esta clase de aceite de oliva). Perricone recomienda aceites de oliva virgen extra de primer prensado.

3. Verduras verdes. 

Con una sopa a base de brócoli, espinacas o espárragos verdes se obtienen nutrientes y antioxidantes como la vitamina C, el calcio o el magnesio, que frenan el envejecimiento. Además, contienen una alta proporción de agua, aportando hidratación a la piel desde dentro. Se optará por alimentos frescos o congelados al natural, evitando los envasados procesados.

4. Fresas y frutos rojos o del bosque. Potentes antioxidantes con bajo contenido glicémico son claves para conseguir un rostro más joven y lleno de vitalidad. Además, ayudan a reducir la grasa corporal acumulada, que normalmente se ‘fija’ a través de alimentos con un índice glicémico superior a 50.

5. Lácteos naturales orgánicos, sin edulcorantes y bajos en sal. 

Se aconseja consumir productos ecológicos, y en el caso de los lácteos es básico que estén exentos de BGH (hormona del crecimiento bovino). Entre los dos más recomendados se encuentran el yogur natural orgánico (sin azúcar ni edulcorantes) y el kéfir. Ambos contienen bacterias para la salud intestinal y mejoran la digestión. En cuanto al queso, se aconseja el feta, evitando los triple grasos y los muy salados.

6. Avena en copos. 

Rica en fibras, grasas monoinsaturadas y proteínas, ayuda a controlar el colesterol y la presión arterial, además de mejorar el sistema digestivo, regular el azúcar en sangre y proteger el organismo contra el cáncer.

7. Plantas aromáticas y especias. 

La cúrcuma es antiinflamatoria y neuroprotectora. La salsa de tabasco es otra de las opciones admitidas, ya que su proceso de preparación conserva las propiedades de la capsaicina, un poderoso antioxidante contenido en gran proporción en los chiles.

8. Té verde. Es una de las bebidas clave por sus propiedades antienvejecimiento. No solo contiene polifenoles de catechin, (antioxidantes que estimulan el metabolismo y frenan el envejecimiento), sino que también contribuye a impedir la absorción de las grasas perjudiciales, reduciéndola en un 30%, mientras que el aminoácido theonina mejora el estado de ánimo.

9. Agua mineral. 

La deshidratación dificulta la metabolización de las grasas y, por lo tanto, impedirá que el organismo elimine los residuos, además de fomentar el desarrollo de los compuestos inflamatorios. Incluso una deshidratación ligera provoca un descenso del 3% en el metabolismo básico, cuyos resultados se traducen en un aumento de medio kilo de grasas cada seis meses.

10. Cacao puro en pequeñas dosis. 

Es un potente antioxidante que evita el ataque de los radicales libres y, gracias a su alto contenido en magnesio, regula los niveles de azúcar, ayuda a ‘fijar’ el calcio, controla la flora intestinal y protege el sistema cardiovascular.


Las 5 prohibiciones

En el otro lado de la balanza estarían las cinco prohibiciones de la Dieta Perricone que desaconseja consumir azúcar, tabaco, café, refrescos light y zumos de frutas envasados y alcohol.

La Dieta Perricone desaconseja consumir estos alimentos y bebidas, pues considera que su consumo acelera el envejecimiento. Y así lo explican desde el gabinete del Dr. Nicholas V. Perricone:

1. Azúcar. 

Es el responsable principal de la glicación, proceso por el que las moléculas de los azúcares se adhieren a las fibras de colágeno y, provocando que pierdan elasticidad. El azúcar, además, ataca también a los componentes de la membrana plástica celular, favoreciendo el envejecimiento de las células. Algunos de los alimentos que ayudan a la formación de la glicación son el arroz, los copos de maiz, el pan blanco, los frutos desecados y las pasas, ya que se asemejan a un compacto de calorías y fructosa que se adhiere al colágeno.

2. Café. 

Se ha demostrado que aumenta los niveles de cortisol, la ‘hormona de la tensión’, lo que produce un incremento de la insulina, favoreciendo la inflamación celular, predisponiendo a la hipertensión y acelerando el envejecimiento.

3. Refrescos light y zumos de frutas envasados. 

Su gran contenido en químicos y edulcorantes aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, favorece la absorción de grasas y dificulta la correcta digestión y procesamiento de los nutrientes.

4. Alcohol. 

Los metabolitos del alcohol (unas moléculas denominadas aldheídos) dañan la membrana plasmática, produciendo una reacción inflamatoria en las células. Una copa de vino, de cuando en cuando, es la única opción permitida por Perricone, ya que, sobre todo el tinto, contiene polifenoles (potentes antioxidantes que protegen el organismo).

5. Tabaco. 

La inhalación de una calada genera en los pulmones más de un billón de radicales libres. Esto hace que se activen los glóbulos blancos de la sangre que recubren las arterias, produciéndose una respuesta inflamatoria en el corazón y el resto de órganos del cuerpo.


Ejemplo de menú
Al despertar
1 ½ o 2 vasos de agua.

Desayuno:
Una tortilla con tres claras y una yema de huevo, o un trozo de salmón a la plancha de 110 a 170 g. El salmón no se recomienda que sea ahumado pues contiene mucha sal.
Media taza de avena hervida, que no sea instantánea.
Una rebanada de melón y 1/3 de taza de moras frescas.
1 ½ vasos de agua.
No tomar zumos, café ni pan.

Media mañana:
60 gramos de pechuga de pavo o pollo.
1/3 de taza de nueces o almendras.
½ manzana verde.

Almuerzo:
De 110 a 170 gramos de salmón a la plancha. Podemos usar salmón enlatado con un poco de limón.
2 tazas de ensalada verde, la podemos aliñar con aceite de oliva extra virgen o con zumo de limón.
Una rebanada de melón y 1/3 de taza de moras frescas.
1 y ½ vasos de agua.

Merienda:
60 gramos de pechuga de pollo o 170 gramos de yogurt natural.
1/3 de taza de moras frescas.
1 y ½ vasos de agua.

Cena:
De 110 a 170 gramos de salmón a la plancha.
2 tazas de ensalada verde, con aceite de oliva extra virgen o zumo de limón.
½ taza de verduras al vapor.
Espárragos, brócol o espinacas con aceite de oliva extra virgen.
Una rebanada de melón y 1/3 de taza de moras frescas.
1 y ½ vasos de agua.

Es aconsejable
Beber de 8 a 10 vasos de agua al día.
Comer las proteínas primero.
Para conseguir mejores resultados no sustituir los alimentos aconsejados.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

CONSULTAS