Dietas saludables

Dietas saludables            

                                               
Las dietas más saludables pasan 

por lo que su propio nombre indica: saludables. Porque esas dietas 
estrictas en las que no se respeta 
la ingesta regular de todos los 
nutrientes necesarios para nuestro organismo se centran en obtener 
resultados muy rápidos, pero poco 
después vuelves a recuperar lo 
perdido; y por supuesto ningún 
dietista te las recomendará. 

En definitiva, no se trata solo de 
encontrar una dieta con la que 
adelgazar sin más, sino de desarrollar hábitos alimenticios que te ayuden 
a mantener tu peso ideal, pues cuando 
se vuelve a los malos hábitos se gana 
ese peso perdido. 

Por otra parte, no puedes olvidar que para conseguir adelgazar es imprescindible realizar ejercicio continuado, pues solo así obtendrás los objetivos deseados. 

Pero volviendo a las dietas, a continuación te presentamos las tres más saludables:

Dieta mediterránea                

Se basa en consumir muchas verduras, frutas, legumbres, pescado, cereales integrales y aceite de oliva, mientras que el consumo de carne roja, azúcares y grasas saturadas es muy reducido. Sin embargo, sí que se puede tomar pollo o pescado dos veces a la semana, siete huevos a la semana y una o dos copas de vino al día, además de leche, queso y yogur diariamente. El menú de un día podría ser:

Desayuno: café con leche, zumo de naranja natural y una rebanada de pan con aceite de oliva.

Aperitivo: una pieza de fruta.

Almuerzo: lentejas guisadas, albóndigas con guisantes y zanahorias y fresas con nata.

Merienda: queso fresco con miel.

Cena: ensalada mixta, pescado al horno con patata asada y un yogur.
                                   


Dieta de la clínica Mayo 

Está recomendada para esas personas que logran ser metódicas, pero no para las que tengan el colesterol alto. Se realiza durante 14 días (se han de perder 10 kilos) y no es aconsejable repetirla. Hay que beber agua y bebidas sin alcohol con edulcorante y poco gas. Entre la comida y la cena no se puede comer nada. De aquellos alimentos en los que no vienen indicadas cantidades hay que comer moderadamente.

Cada día: para desayunar: café sin azúcar, dos huevos pasados por agua y un pomelo.

Lunes. 

Almuerzo: ensalada mixta sin aceite y café sin azúcar. 
Cena: dos huevos pasados por agua, un tomate y café sin azúcar.

Martes. 

Almuerzo: un bistec, un tomate, lechuga, apio y pepino. 
Cena: dos huevos pasados por agua y una toronja.

Miércoles. 

Almuerzo: dos costillitas de cordero, apio, pepino y café sin azúcar. 
Cena: dos huevos pasados por agua, espinacas y tomates.

Jueves. 

Almuerzo: dos huevos pasados por agua, queso fresco y coliflor hervida. 
Cena: dos huevos pasados por agua, espinacas, tomate y café sin azúcar.

Viernes. 

Almuerzo: pescado hervido con limón y una rebanada de pan. 
Cena: dos huevos pasados por agua, espinacas y café sin azúcar.

Sábado. 

Almuerzo: un bistec, tomate y toronja. 
Cena: un cóctel de fruta (la que se prefiera).

Domingo. 

Almuerzo: pollo asado y zanahoria rallada. 
Cena: pollo asado, tomate y un pomelo.


Dieta verde 

Es perfecta para esas personas a las que le encantan los vegetales, aunque no para aquellas que tienen problemas digestivos o sufren de dispepsia. Dura dos semanas y su cometido es desintoxicar al organismo de alimentos muy procesados y disminuir la cantidad de grasas corporales. El menú de un día podría ser:

Desayuno: zumo de naranja natural y una rebanada de pan integral con queso descremado o mermelada light.

Media mañana: una fruta, un vaso de ensalada de fruta o una taza de leche descremada con hojuelas de maíz.

Almuerzo: caldo de verduras, un plato de ensalada de verduras y un bistec pequeño.

Media tarde: té o café con leche descremada y dos galletas de arroz untadas con queso blanco.

Cena: sopa de verduras y un filete de pescado a la parrilla con tomates y lechuga y una fruta.

Fuente: www.zaask.es


Artículos relacionados:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

CONSULTAS