Como tratar una tendinitis

Como tratar una tendinitis

La tendinitis, o inflamación de los tendones, puede causarles una cantidad significativa del dolor a las personas afectadas. Por lo general es causada por una lesión por esfuerzo físico excesivo y puede afectar a la cadera, rodilla, codo, hombro o el tendón de Aquiles. El área afectada se puede tratar con reposo y una combinación de otros métodos. 


Los tendones son los encargados de mantener unidos los músculos al hueso. Están formados principalmente por colágeno que da resistencia y elastina que es la que los dota de la elasticidad para realizar el movimiento. Con el paso de los años los tendones se hacen más rígidos y débiles, con lo que el riesgo de sufrir tendinitis es mayor. A esto tenemos que sumarle que apenas tienen vasos capilares, lo que empeora su recuperación.

Normalmente las tendinitis se producen por una sobrecarga que supera los límites de resistencia del tendón. Y que se lleva a cabo por levantar demasiado peso con los músculos relajados y los tendones en tensión, o por la repetición sistemática de un movimiento que acaba minando la resistencia de los tendones y dañándolos.

Pero estas lesiones se pueden prevenir mediante una serie de pautas que tenemos que tener muy en cuenta. Es importante antes de realizar ejercicio calentar concienzudamente la parte sobre la que vamos a trabajar. De esta manera propiciaremos el riego sanguíneo aumentando la temperatura y haciendo que los tendones estén más elásticos y sean capaces de aguantar mejor la intensidad de la fuerza sin lesionarse.

Al calentamiento hay que sumarle una correcta ejecución de los ejercicios, pues debemos concentrarnos en levantar el peso mediante los músculos y nunca con los tendones en tensión, ya que esta es la principal forma de sufrir tendinitis. Si hemos desarrollado ya una tendinitis es importante que la tratemos acudiendo al especialista y guardando reposo de la zona afectada, ya que el uso puede hacer que el dolor de tendones se vuelva crónico.

La tendinitis, la mas corriente en culturismo, las podemos dividir en cuatro grupos: deltoide anterior 10%, tríceps 35%, rodillas 45% y el resto del 10% corresponden a bíceps, supinador largo, gemelos y rotadores.


Pasos a seguir:

- Identifica la causa del dolor. Si se debe a una lesión deportiva o relacionada con ejercicio físico, deja de realizar cualquier actividad que te haya causado el dolor.

- Descansa el área afectada. Deja de hacer ejercicio durante 3 semanas para dar tiempo a que tendón sane. El tendón suele curarse si se deja en reposo por un tiempo determinado.

- Vuelve a tu rutina de ejercicios lentamente. Una vez que hayas dejado en reposo la zona afectada, está bien comenzar a hacer ejercicio de nuevo, pero hazlo con cuidado. Mantente alejado de los deportes de alto impacto. Si eres un corredor, comienza por alternar tu rutina de correr con uno o dos minutos caminando. Escucha a tu cuerpo. Si la zona afectada te empieza a doler otra vez, debes tomar otro período de descanso.

- Realiza una rutina de estiramiento antes y después de hacer ejercicio. Es importante calentar antes de hacer ejercicio y relajar los músculos después de hacer ejercicio para no lesionarte. Si ya tienes tendinitis, añade un poco de tiempo extra a tu calentamiento y enfriamiento, para prevenir una lesión mayor.

- Usa un aparato ortopédico. Si el área afectada es la rodilla, el codo o la muñeca, usa un aparato ortopédico para que el área no se inflame más. El uso de una abrazadera asegura que el músculo o zona del cuerpo no se vaya a lastimar más de lo que ya lo tenemos. Usa el aparato ortopédico mientras te ejercitas, así como cuando se está en reposo para prevenir una lesión mayor.

- Toma medicamentos anti-inflamatorios. Las drogas anti-inflamatorias sin esteroides, te aliviarán el dolor de la tendinitis, sin que te quede una sensación de rigidez. Toma ibuprofeno o aspirina en primer lugar, si no funciona tu médico puede recetarte un medicamento más fuerte que los que encuentras bajo venta libre.
- La aplicación de calor y frío para aliviar las molestias es fundamental. Es recomendable utilizar calor antes de comenzar la actividad y frío al terminarla, ya que de esta manera conseguiremos disminuir cualquier inflamación que se haya podido llevar a cabo. Esto lo podemos acompañar con el uso de antiinflamatorios locales que ayuden a disminuir la hinchazón del tendón y devolverlo a su estado habitual.


Farmacoligía para el tratamiento de la tendinitis

El tratamiento consiste en:

- Condroitina 800 mg. diarios ( tomar en periodos largos, al menos 3 meses,
para prevenir una recaida, este suplemento se puede tomar también a modo
de prevención, en ciclos de 3 meses por uno o 2 de descanso).
- Reposo absoluto de la zona dañada o reposo total dependiendo de la zona.
- Núcleo C.M.P. forte, 2 capsulas al día.
- Varidasa, 2 tabletas al día.( el Varidasa aunque es un trombolítico da
buenos resultados).
- Relaxibys, 1 por la noche.
- Feldene, 2 o 3 aplicaciones al día.
- Lámpara de infrarojo, 2 veces al día durante 15 minutos.
- Debemos evitar comer carne durante al menos 1 semana.

Visita a tu médico si el dolor persiste.


Tu médico te puede remitir a terapia física, si no eres capaz de tratar la tendinitis por tu cuenta. La fisioterapeuta te indicará como ejercitarte para fortalecer la zona afectada.

Tu médico también te puede suministrar una inyección de esteroides para reducir la inflamación.

Si nada funciona, es posible que tu médico te sugiera una cirugía en el área afectada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CONSULTAS