Clomifeno y culturismo

Clomifeno y culturismo


El clomifeno es un
antiestrogénico y estimulante
gonadotrópico, no es un 
esteroide, si no un 
estrógeno sintético usado 
como droga fertilizante. 

Los usuarios masculinos de
esteroides, encuentran que 
funciona bastante bien para 
prevenir la ginecomastia 
mientras se toman esteroides 
que aromatizan ( aunque 
para esto es mejor el 
Tamoxifeno y Provirón), o 
bien el Arimidex.

También se utiliza para devolver a la normalidad los niveles de testosterona natural del propio cuerpo después de un ciclo anabolizante. El clomifeno actúa directamente sobre la glándula pituitaria para estimular más gonadotropinas.

Las mujeres usan esta droga para reducir la cantidad de estrógeno de su sistema para endurecerse antes de un concurso.

El clomifeno se suele utilizar a la siguiente semana del HCG y muchas veces junto al tamoxifeno. La dosis está entre 100 y 50 mg. en ciclos cortos de 3 - 4 semanas al terminar el ciclo. Por ejemplo las 2 semanas siguientes de terminar el ciclo con los anabolizantes tomaremos 100 mg. de clomifeno por día y las dos semanas siguientes 100 mg. o bajar a 50 mg. La dosis diaria se toma de una vez.


Efectos secundarios del Clomifeno

Efectos secundarios más comunes:
  • Bochornos (sofocamiento por calor)
  • Malestar estomacal
  • Vómitos
  • Dolor en los senos
  • Cefalea (dolor de cabeza)
  • Sangrado vaginal anormal

Efectos secundarios poco comunes y que tendrías que acudir a tu médico:
  • Visión borrosa
  • Visión de manchas o luces
  • Visión doble
  • Dolor de estómago o abdomen
  • Inflamación del estómago (hinchazón)
  • Aumento de peso
  • Disnea (respiración entrecortada)
Culturismototal: Eduardo Domínguez

                Artículos relacionados:
 


Producción de hormonas

Producción de hormonas       

Las hormonas son substancias 
que coordinan las actividades 
que ciertas células realizan en determinadas áreas del cuerpo. 

Las hormonas son producidas 
por las células de las glándulas, 
y son secretadas al torrente sanguíneo. Entonces, el torrente sanguíneo transporta la 
hormona a ciertos tejidos,
donde desarrolla su efecto. 

Las proteínas son necesarias en 
todas las partes del cuerpo ya 
que las membranas celulares, 
los tejidos, las enzimas, y las hormonas, son proteínas.

El sistema endocrino es el encargado de producir y segregar hormonas dentro del organismo. A menudo se le compara con el sistema nervioso, formado por el cerebro, la médula espinal y los nervios. Ambos, los impulsos nerviosos y las hormonas llevan la información a lo largo del cuerpo, mientras que los dos sistemas, el endocrino y el nervioso, coordinan las actividades internas.

Las hormonas son sustancias que corresponden a tres grupos de estructuras químicas: las proteínas, los esteroides y las aminas.

  • Las proteínas o polipéptidos incluyen las hormonas producidas por la hipófisis anterior, paratiroides, placenta y páncreas. 
  • En el grupo de esteroides se encuentran las hormonas de la corteza suprarrenal y las gónadas. 
  • Las aminas biogénicas son producidas por la médula suprarrenal y el tiroides. 
La síntesis de hormonas tiene lugar en el interior de las células y, en la mayoría de los casos, el producto se almacena en su interior hasta que es liberado en la sangre. Sin embargo, el tiroides y los ovarios contienen zonas especiales para el almacenamiento de hormonas. La liberación de las hormonas depende de los niveles en sangre de otras hormonas y de ciertos productos metabólicos bajo influencia hormonal, así como de la estimulación nerviosa. 

La producción de las hormonas de la hipófisis anterior se inhibe cuando las producidas por la glándula diana particular, la corteza suprarrenal, el tiroides o las gónadas circulan en la sangre. Por ejemplo, cuando hay una cierta cantidad de hormona tiroidea en el torrente sanguíneo la hipófisis interrumpe la producción de hormona estimulante del tiroides hasta que el nivel de hormona tiroidea descienda. 

Por lo tanto, los niveles de hormonas circulantes se mantienen en un equilibrio constante. Este mecanismo, que se conoce como homeostasis o realimentación negativa, es similar al sistema de activación de un termostato por la temperatura de una habitación para encender o apagar un sistema de aire acondicionado. 

La administración prolongada procedente del exterior de hormonas adrenocorticales, tiroideas o anabolizantes, interrumpe casi por completo la producción de las correspondientes hormonas estimulantes de la hipófisis, y provoca la atrofia temporal de las glándulas diana. Por eso cuando se consumen esteroides anabolizantes hay que realizar un correcto postciclo o terapia de reactivación para devolver la producción a su estado normal.

Por el contrario, si la producción de las glándulas diana es muy inferior al nivel normal, la producción continua de hormona estimulante por la hipófisis produce una hipertrofia de la glándula, como en el bocio por déficit de yodo. La liberación de hormonas está regulada también por la cantidad de sustancias circulantes en sangre, cuya presencia o utilización queda bajo control hormonal. 

Los altos niveles de glucosa en la sangre estimulan la producción y liberación de insulina, mientras que los niveles reducidos estimulan a las glándulas suprarrenales para producir adrenalina y Glucagón; así se mantiene el equilibrio en el metabolismo de los hidratos de carbono. De igual manera, un déficit de calcio en la sangre estimula la secreción de hormona paratiroidea, mientras que los niveles elevados estimulan la liberación de Calcitonina por el tiroides. 

La función endocrina está regulada también por el sistema nervioso, como demuestra la respuesta suprarrenal al estrés. La médula suprarrenal y la hipófisis posterior son glándulas con rica inervación y controladas de modo directo por el sistema nervioso. Sin embargo, la corteza suprarrenal, el tiroides y las gónadas, aunque responden a varios estímulos nerviosos, carecen de inervación específica y mantienen su función cuando se trasplantan a otras partes del organismo. La hipófisis anterior tiene inervación escasa, pero no puede funcionar si se trasplanta. 

Artículos relacionados:



La prolactina

La prolactina           

La prolactina ( PRL) es una 
hormona producida por las 
células lactotropas 
adenohipofisiarias de 199 aminoácidos y con una 
masa molecular de 23 KDa. 

Se genera a partir de un 
producto de traducción primario
de 227 aminoácidos, que 
contiene un péptido señal de 
28 aminoácidos.

La prolactina está directamente relacionada con la disfunción sexual e infertilidad, además de la producción de leche. Independientemente del sexo, si se tiene niveles elevados de prolactina, es probable que se experimente una pérdida de libido. Los hombres pueden llegar a ser impotentes y las mujeres pueden empezar a experimentar dolor durante las relaciones sexuales debido a la sequedad vaginal.

Se sabe que la infertilidad es un síntoma común tanto para hombres como en mujeres. Los altos niveles de prolactina suprimen la producción de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) lo que equivale a la bajada de la hormona foliculo estimulante ( FSH ) y la hormona luteinizante ( LH ).

La prolactina alta, es una condición médicamente conocida como hiper- prolactinemia, no son una causa directa de ginecomastia pero en muchos casos coinciden con un cambio en el equilibrio de otras hormonas en el cuerpo, esto puede incluir la supresión de testosterona, algo que sí podría causar ginecomastia, por esta razón la prolactina elevada todavía se asocia con ginecomastia. 


Síntomas de prolactina alta

Los síntomas en los hombres incluyen la disminución de la libido, impotencia,

eyaculación pobre, cansancio excesivo, deterioro visual, dolor de cabeza, galactorrea (secreción de leche, lo cual es poco común) y síntomas de hipopituitarismo (bajos niveles de la función pituitaria, lo cual ocasiona bajos niveles de hormona tiroidea y de hormonas suprarrenales). Por lo tanto si tienes algunos de estos síntomas es muy probable que tu prolactina sea lata.

Niveles normales de prolactina

  • En hombres: 2 a 18 ng/mL
  • En mujeres que no estén embarazadas: 2 a 29 ng/mL
  • En mujeres embarazadas: 10 a 209 ng/mL
Los niveles altos de prolactina pueden ser debidos a varios factores:
  • Lesión o irritación de la pared torácica.
  • Enfermedad del hipotálamo.
  • La glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea en caso de haber tomado algún preparado tiroideo, (hipotiroidismo).
  • Enfermedad renal.
  • Consumo de esteroides anabolizantes y desequilibrios hormonales.
  • Tumor hipofisario que produce prolactina (prolactinoma).
  • Otros tumores y enfermedades de la hipófisis.


Prolactina alta en culturismo

En culturismo a veces por el uso de anabolizantes o ciclos mal estructurados puede subirnos esta hormona sobre todo si se toman esteroides que aromaticen
y no controlamos esta aromatización mediante un bloqueador o suprimidor
de la enzima aromatasa. Si se nos sube mucho la prolactina podremos tener problemas de ginecomastia así como disfunción erectil, por la bajada de producción de LH y FSH, lo que equivale a menos testosterona libre. 
Incluso durante el ciclo puede dar problemas de líbido, pobre eyaculación, cansancio y des motivación, por lo tanto una analítica nos lo puede desvelar.

También debes saber que la prolactina puede subir por falta de hormona tiroidea, es decir si has tomado algún tipo de hormona tiroidea por mucho tiempo y cesas su uso de repente, la prolactina puede subir y más si ha sido asociada a un ciclo de esteroides anabolizantes.

Para bajar los niveles de prolactina hay dos sustancias que se pueden utilizar como son la cabergolina o la bromocriptina, aunque también hay suplementos naturales que nos pueden ayudar y que merece la pena probar antes de utilizar alguno de estos dos compuestos.

Por lo tanto os describiré algunos suplementos que pueden ayudarte y son eficaces en casos de prolactina elevada por un desequilibrio desconocido o bien por mala recuperación después de un ciclo anabolizante.


La Vitamina B6

La vitamina B6 es un inhibidor de la prolactina eficaz, barato y seguro. En varios estudios tanto en hombre como mujeres y ratas, se ha contrastado que baja los niveles de prolactina en el plasma y a la vez puede incrementar los niveles de hormona del crecimiento si se realiza ejercicio físico. La dosis debe ser alta, entre 300 y 600 mg. día en varias dosis. Además combinado con otros suplementos naturales como el Sam-e, la vitamina E, y el gimseng, pueden ser muy eficaces para bajar la prolactina sin tener que tomar cabergolina o bromocriptina.



La Vitamina E


Al igual que la vitamina B6, la vitamina E es un potente antioxidante y también es un inhibidor natural de la prolactina bastante útil, además resulta barato y rara vez causa efectos secundarios. La vitamina E se ha estudiado tan a fondo como la B6 en relación con la reducción de la prolactina, y ha tenido mucho éxito entre los culturistas de esteroides que tratan de evitar que sus niveles de prolactina se eleven.

La vitamina E ha sido reconocida como una de las vitaminas más importantes para la fertilidad masculina, y parece probable que uno de los mecanismos por los que la vitamina E mejora la fertilidad es mediante la reducción de los niveles de prolactina. Por lo tanto protege contra el daño de los radicales libres a los ácidos grasos insaturados en la membrana celulary  también de los espermatozoides, para mejorar la motilidad de etos y la fertilidad.


El SAM-e

El SAM-e mejora el estado de ánimo y la función del cerebro, desintoxica el hígado y también tiene la capacidad de aumentar los niveles de testosterona a la par que baja la prolactina en los hombres.

Los estudios en humanos demuestran que el SAM-e es un inhibidor de la prolactina seguro y eficaz. Puede ser que sea mediante el aumento de la dopamina. En otro estudio diseñado para investigar la influencia del SAM-e sobre la prolactina, los investigadores descubrieron que, después de 14 días, se produjo un descenso muy significativo de las concentraciones de prolactina en el grupo tratado con SAM-e. En los hombres se ha demostrado que funciona, no siendo así en mujeres.

Dosis recomendada:
Tome 400 a 1200 mg al día de la SAMe junto con la vitamina B6 y la vitamina E. Debido a su capacidad para desintoxicar el hígado, una ventaja adicional del uso de SAM-e es que puede controlar los niveles de estrógenos al mismo tiempo que mantiene los niveles de prolactina bajos.


El extracto de Ginseng

Una serie de estudios realizados en ratas han encontrado que el extracto de ginseng puede ser un potente inhibidor de la prolactina. De hecho, las ratas tratadas con ginseng americano muestran una reducción aproximada del 50% en la prolactina sérica.

Muchos hombres notan un aumento en la frecuencia de erecciones y más deseo sexual. Esto puede ser muy probablemente porque el Ginseng mejora el óxido nítrico, reduce los niveles de prolactina y afecta el sistema dopaminérgico.

Empieza por tomar 1000 mg de extracto de ginseng americano por día, y puede aumentar la dosis hasta 3000 mg por día si lo considera necesario.

Las raíces o hierbas tales como el ginseng tienden a funcionar mejor cuando se ciclan, este enfoque también minimiza los posibles efectos secundarios. Trate de hacer ciclos de 3 semanas y después tomar 2 semanas de descanso.


La Maca y el tríbulus terrestris


Tanto la maca como el tríbulus terrestris, aunque no hay estudios concretos que indiquen su efectividad para bajar la prolactina, pero si son sustancias que ayudan a aumentar la líbido y por lo tanto a paliar un poco los síntomas.


El Zinc

El Zinc tiende a funcionar bien junto a la vitamina B6. Por ejemplo, la vitamina B6 se utiliza para tratar el síndrome del túnel carpiano y cuando se añade zinc la eficacia de la vitamina B6 se incrementa. 


La deficiencia de zinc se ha demostrado en una serie de estudios que puede ser la causa de hiperprolactina en los hombres, aunque los suplementos de zinc adicionales dados a los hombres que no tenían deficiencia de zinc no han demostrado reducir los niveles de prolactina.

Sin embargo una leve deficiencia de zinc es muy habitual en los hombres, y en particular los culturistas y atletas. Esta deficiencia podría ser la causa de niveles de prolactina elevados.

Puede tomar 50 a 100 mg de zinc monometionina, ó gluconato de zinc, o citrato de zinc para aumentar la eficacia de B6 y para corregir una posible deficiencia de zinc.


La arginina

La L-arginina, es un aminoácido semi-esencial debido a que el cuerpo produce típicamente la cantidad de arginina necesaria. La arginina favorece la producción de la creatina y la urea en el cuerpo, ayudando así a la eliminación de los desechos. Este aminoácido se convierte en óxido nítrico, logrando que los vasos sanguíneos se relajen y puedan tener efectos positivos en determinadas condiciones como dolor de pecho, enfermedad coronaria y disfunción eréctil, por lo tanto también puede ayudarnos, a la vez que es un precursor de la hormona del crecimiento. Eso sí siempre tomarlo con el estómago vacío, es decir sin presencia de insulina en el cuerpo.


Ginkgo Biloba

Gingko Biloba es otra hierba la cual puede probar si está sufriendo problemas derivados de prolactina levada. El Gingko Biloba ha demostrado que mejora significativamente los niveles de dopamina, a la par que actúa como un inhibidor de prolactina en un estudio realizado en ratas.
La dosis está entre 100 mg y 400 mg por día, según resultados.


Falta de Vitamina D

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que es responsable de numerosas funciones en el cuerpo, incluyendo la absorción de calcio, la producción de glóbulos blancos y la regulación de la presión arterial. Además, contribuye a aumentar los niveles de testosterona. Se sintetiza en la piel por la exposición al sol y se encuentra en el salmón, setas, huevos y productos lácteos. Si puedes tomar el sol al menos media hora al día, ( no hace falta en bañador, con solo pasear vale ) no creo que te haga falta tomar vitamina D, pero si no, considera tomar un suplemento que la incluya.


Conclusión

Si tienes altos los niveles de prolactina y no bajan con estos suplementos naturales, tendrás que recurrir en primer lugar a la cabergolina y en segundo lugar a la bromocriptina, ya que si no controlas los niveles altos de prolactina tu eje hormonal no funcionará correctamente y tu nivel de testosterona será bajo, tirando por tierra todos tus esfuerzos por ganar masa muscular, a la vez de los demás problemas que te puede acarrear.

Culturismototal: Eduardo Domínguez



Artículos relacionados:



Estrógeno y culturismo

Estrógeno y culturismo                 

Los estrógenos son hormonas sexuales 
esteroideas, de tipo femenino principalmente, 
y derivadas del colesterol. 

Son producidos por los ovarios, la placenta 
durante el embarazo y, en menores cantidades, 
por las glándulas adrenales.

El hombre también produce pequeñas cantidades de estrógenos, lo cual es importante para el desarrollo normal y la función del sistema reproductivo masculino. Pero cuando un hombre se expone a niveles anormalmente altos de estrógeno, puede tener efectos importantes en su cuerpo, posiblemente interfiriendo con su fertilidad y la función sexual y potencialmente aumentando su riesgo de padecer ciertas enfermedades crónicas.

Los estrógenos derivan de los andrógenos, que son las hormonas sexuales masculinas. Igual que con los andrógenos, en los que cualquier hormona que actúe como testosterona es un andrógeno y por lo tanto, todos los esteroides anabolizantes son andrógenos, cualquier hormona que actúe como estradiol, la principal hormona de sexo femenino, es un estrógeno.

Los estrógenos son la estrona, el estradiol y el estriol y estos se obtienen mediante la enzima aromatasa:



  • Estrona: proviene de la progesterona 
  • Estradiol: proviene de la testosterona 
  • Estriol: proviene de la androsterona

La función endocrina de los estrógenos es la de atravesar la membrana celular para llegar al núcleo, en el que se encargan de activar o desactivar determinados genes, regulando la síntesis de proteínas. Los estrógenos inducen fenómenos de proliferación celular sobre los órganos, principalmente endometrio, mama y el mismo ovario.

Los estrógenos actúan con diversos grupos celulares del organismo, especialmente con algunos relacionados con la actividad sexual, con el cerebro, con la función endocrina y también neurotransmisora.


Funciones de los estrógenos en el organismo.


Los estrógenos tienen diferentes funciones en el organismo, entre las que se encuentran:

Distribución de las grasas

Influyen en el metabolismo de las grasas y el colesterol de la sangre. Gracias a la acción de los estrógenos los niveles de colesterol se mantienen bajos e inducen la producción del colesterol bueno HDL. También ayudan a la distribución de la grasa corporal, formando la silueta femenina con más acumulación de la grasa en caderas y senos.


Mejorar el aspecto de la piel


Los estrógenos tienen un importante papel en la producción de colágeno y en los procesos de regeneración de la dermis, por lo que el aspecto de la piel varía en función de la producción de estas hormonas. Además, son los encargados de estimular la pigmentación de la piel en la vulva, las aureolas de las mamas y los pezones. También influyen en el estado de las uñas y el cabello.


Reforzar el funcionamiento del sistema cardiovascular

Participan en el metabolismo de las grasas y activan la producción de HDL o colesterol bueno. De esta manera, previene la formación de placas de ateroma (residuos de grasas y otras sustancias que se acumulan en las paredes de las arterias) y reduce el riesgo de sufrir enfermedades como la arteriosclerosis.


Refuerza el sistema óseo 

Inhibe la acción de la hormona paratiroidea (PTH) evitando la pérdida de calcio y asegurado su correcta mineralización, por lo que evitan que los huesos se vuelvan frágiles, manteniendo la consistencia del esqueleto y previniendo la osteoporosis.


Actúan de forma positiva sobre el cerebro

Favorecen la llegada de flujo sanguíneo y glucosa al cerebro, necesaria para el desarrollo de las neuronas y de ciertos neurotransmisores. Durante el ciclo menstrual, las variaciones en los niveles de estrógenos pueden producir algunos trastornos, como cambios de humor, insomnio e irritabilidad. El aumento de estrógeno incentiva los sentimientos de poder y competencia entre las mujeres. El descenso de estrógenos provoca cambios de humor, irritabilidad, depresión.


Estimulan el deseo sexual

Estimulan el deseo sexual y mantienen la libido en la mujer, pero en el hombre funciona al contrario, el exceso puede causar disfunción eréctil.

Niveles de estrógeno


Los niveles de estrógeno en los hombres generalmente se dividen en el mismo rango que los de las mujeres posmenopáusicas, entre 10 y 50 pg por ml.
En la mujer en edad reproductiva, el nivel de estrógeno cae a su nivel más bajo en los primeros días del ciclo menstrual, entre 20 y 40 picogramos por mililitro, o pg por ml. Cuando un folículo que contiene el óvulo en el ovario comienza a madurar, los niveles de estradiol aumentan entre 150 a 280 pg por ml o más. Los niveles de estradiol se elevan después de la ovulación hasta el comienzo del siguiente periodo menstrual, cuando caen a 50 a 100 pg por ml. 



El estrógeno en culturismo

El estrógeno es un enemigo de los culturistas debido a sus efectos negativos. Aunque mejor dicho, el enemigo no es el estrógeno si no el exceso de este, ya que algo de estrógeno es indispensable. Por lo tanto se deben tomar precauciones cuando se toman dosis altas de esteroides anabolizantes andrógenos ya que al tomar estos, los niveles de estrógeno también aumentan y pueden causar ginecomastia, inhibición de la producción natural de testosterona y distensión abdominal, dificultad en la reducción de grasa, niveles de colesterol y tienden a causar, en los hombres, un patrón femenino de distribución de grasa. Para controlar el estrógeno se utilizan o bien un inhibidor de aromatasa o bien un bloqueador.


Inhibidores de Aromatasa

Los inhibidores de aromatasa mas comúnmente usados en el fisicoculturismo son Arimidex (anastrozole) y Femara (letrozole). La dosificación para ambos se debe ajustar y adaptar idealmente con exámenes de sangre si pudiera ser, si no, pues debes de controlar los efectos aumentando o disminuyendo la dosis según efectos, ya que si bajamos mucho el estradiol, podremos tener problemas con las articulaciones, bajada de libido, etc, además del descenso de efectividad de los anabolizantes, ya que como he dicho antes, los estrógenos atraviesan al menbrana celular para activar determinados genes y regulando la síntesis de proteínas. Por lo tanto tampoco debemos eliminarlo por completo, si no controlarlo.

Comienza tomando 0,5 mg., medio comprimido cada 2 o 3 días según andrógenos del ciclo, e ir incrementando la dosis poco a poco según efectos, por ejemplo a 0,5 mg. a días alternos o diarios, hasta 1 mg. día como máximo.


Bloqueadores de aromatasa

El clomifeno (Clomid) y el tamoxifeno (Nolvadex) son las drogas mas comunes y ambos son moduladores selectivos del receptor androgénico ( SARM, sus siglas en inglés ). Y su efecto es el de bloquear el receptor de estrógeno. Al final estos compuestos son antiestrogénicos en el tejido mamario, tejido adiposo, y en el hipotálamo, que es lo que se busca en el culturismo, pero son estrogénicos en el tejido óseo y en relación al efecto favorable sobre el perfil lípido de la sangre.

El Tamoxifeno ha demostrado ser más efectivo a menor cantidad, para esta tarea, por lo tanto sería el elegido. Por lo tanto 10 mg. de Tamoxifeno junto a 25 mg. de Provirón diarios son más que suficiente para la mayoría de las personas para mantener el estrógeno en valores normales.

Existen otros bloqueadores más modernos como el ciclofenil y el raloxifeno, aunque tampoco tienen mucha más ventaja al Tomoxifeno y sin embargo su precio es bastante alto.


Conclusión

Tanto los bloqueadores como los inhibidores de aromatasa o antiestrogénicos, debes seguir tomándolos al terminar la terapia, hasta por lo menos 4 a 6 semanas más, hasta que se restablezca tu producción de testosterona. Ya que si no lo haces correctamente, puedes tener problemas de acné y la caída acelerada del cabello, falta de libido, así como la posibilidad de ginecomastia.

Culturismototal: Eduardo Domínguez

Artículos relacionados: